Capítulo

Las paredes de este lúgubre lugar se ciernen sobre mí, me siento encerrada en una diminuta caja de cartón, de la cual me resulta imposible escapar.

No puedo creer que esté aquí, esto no me puede estar pasando me siento en la cama y entierro la cara en las manos, me froto los ojos, enrojecidos por mi incesante llanto y vestidos con profundas ojeras. Pensar que ayer a esta misma hora estaba en clase cuando me transmitieron la noticia que bombardeó mi corazón, lo recuerdo vagamente, tan solo algunas imágenes borrosas, un hombre de facciones frías, ojos tan oscuros e inexpresivos como parecía serlo su alma, vestido con un elegante traje, me hizo saber que mis padres habían fallecido en un trágico accidente en la carretera, de pronto todo el mundo pareció detenerse, y comencé a imaginarme como había ocurrido: ellos felices, hablando tranquilamente, sonriendo, un golpe, su sonrisa transformada en una mueca, el grito de mi madre, mi padre haciendo lo posible por esquivarlo, aunque en vano, y entonces el final de su vida.

Ahora odiaba a aquel hombre, sabía que el no tenía la culpa, pero entonces me costó reprimir el impulso de abalanzarme contra él y golpearle con los puños, en lugar de eso me derrumbé sobre el suelo y comencé a llorar como nunca antes lo había hecho.

Dado que ellos eran mi única familia, me trajo a este horrible edificio construido con un horrible hormigón gris desconchado por la humedad, cuando leí la palabra orfanato, el alma se me calló a los pies.

No trato de evitarlo, comienzo a llorar de nuevo, no sé como será mi vida a partir de ahora, pero estoy segura de que no resultará fácil, me seco las lágrimas que continúan manando de mis ojos como una cascada, haciendo un gran esfuerzo para dejar de llorar, tarde o temprano tendré que superarlo. Bajo de la cama y comienzo a revolver entre mis pertenencias, cogí únicamente lo imprescindible, no deseaba pasar demasiado tiempo en lo que fue mi hogar, me producía intenso sufrimiento, tantos recuerdos olvidados, encerrados para siempre sin escapatoria alguna, jamás volverán a ver la luz, se perderán, y cubiertos de polvo caerán en las ramas del olvido. Sacudo la cabeza para liberarme de estos horribles pensamientos, y continúo buscando entre mis cosas. Al fin lo encuentro, Corazón de Cristal, mi novela favorita, la he leído tantas veces que he perdido la cuenta, es un libro que está en mi posesión desde hace seis años, me lo regalaron al cumplir los ocho, me ayuda a olvidarme de todo lo que tengo alrededor, es como si hubiera un mundo totalmente distinto contenido en sus páginas, como si existiera de verdad, es complicado de explicar, pero para mi es como un amigo.

Acaricio suavemente la cubierta con las manos y lo abro dispuesta a embarcarme en su emocionante aventura.

 

Me encuentro en el bosque de cristal, las hojas de los árboles son translúcidas y las manzanas diamantes, de las aves que vuelan por encima de mi cabeza caen diminutos fragmentos de esmeraldas, y el sol es un brillante anillo dorado. Inhalo el aroma a flores, adoro este lugar, es mucho mejor que la vida real, cuando me adentro en sus páginas todo cambia, incluso yo, dejo la timidez a un lado y me convierto en una persona mucho más atrevida, me comporto de forma diferente, pero también cambia mi físico: soy una hermosa mujer de cristal (todo hay que decirlo), mis rizos castaños se han convertido en bucles transparentes, mis ojos color miel poseen ahora un extraño color violáceo, todos y cada uno de mis miembros se han transformado y dejan atravesar la luz. Recuerdo que la primera vez que leí el libro me asusté tanto al ver mi nuevo aspecto, que lo cerré de golpe y tarde dos días en decidirme a continuarlo.

Me pongo en camino hacia el palacio de la reina Brillo, donde se que me espera para encomendarme una misión, igual que en las anteriores ocasiones.

Está sentada en su trono, luciendo un vestido púrpura que a cualquier otra persona le quedaría mal, asombrosamente a ella le sienta de maravilla. Es la mejor soberana que hemos tenido: justa, amable, comprensiva….

Siento algo extraño, algo que no encaja, que en las anteriores ocasiones no ha estado, que no forma parte de la novela… y lo encuentro, arrodillado ante la reina se encuentra un joven que nunca antes había visto. El desconcierto me invade, recorro el gran salón, vacilante, expuesta a la mirada de todos los presentes, y al encontrarme frente a la soberana realizo una elegante reverencia que ella responde con una sonrisa sincera.

- Bienvenida, Cloe – me saluda.

- Gracias majestad, me han avisado de que solicitabais una audiencia conmigo – digo ignorando por completo al muchacho que continúa arrodillado junto a mí.

Brillo parece percatarse de ello, pues con un gesto le indica que se ponga en pie.

- A sí es querida, algo extraño ocurre en el reino de mi hermana menor, últimamente no he recibido ninguna noticia sobre ella y corren rumores de que está siendo atacado. Por tanto es necesario que tú, acompañada por Dave, - explica señalando al joven – averigüéis de que se trata.

¿¡Tengo que ir acompañada!? ¿¡Qué está pasando con mi libro!?

- Pero majestad… - protesto.

- Nada de peros Cloe! – me riñe – harás lo que te digo, es un viaje peligroso y no debes recorrerlo tu sola, además, Dave es un increíble espadachín – dice señalando al chico con una sonrisa.

- Hago lo que puedo majestad – responde inclinando levemente la cabeza.

Salgo de la sala, Dave me sigue de cerca, no ha parado de sonreír ni un momento, suelto una sarta de maldiciones por lo bajo. Le voy a dejar claras un par de cosas, me quedo mirándolo fijamente, tiene unos ojos verdes preciosos, después de todo no parece un mal chico aunque…

 

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 5
  • #1

    Anonimo (jueves, 02 junio 2011 17:11)

    Me encanta la historia, tienes mucho talento a la hora de escribir, lo unico que tienes mas flojos son los dialogos, pero lo demas estupendo, estoy segura de que si vas por el camino que yo creo, algun dia te llegaran a publicar la historia
    un beso escritooora ;)

  • #2

    lil (jueves, 02 junio 2011 17:18)

    Estupendo Lydia!! :) Mucho ánimo!!! Ahora no se me ocurre ninguna crítica constructiva, toca ir a trabajar, lo que sí, desearte mucha suerte con esos exámenes y a continuar la historia, porque tiene muy buena pinta :)
    besotessss

  • #3

    susurrosdeunasonrisa (jueves, 02 junio 2011 18:01)

    muchiiiisimas gracias lil realmente ers un cielo ^^ que sepas que cogi tu beso al vuelo ;)
    lo mismo para ti anonimo, tendre muy en cuenta tu sugerencia, si es verdad que los dialogos es lo que peor llevo, y ojala sea como tu dices :S
    un besoo :D

  • #4

    L' dde Lauura* (jueves, 02 junio 2011 19:26)

    Lydiaaaaaaaaa:D!
    No pude contenerme en venir aquí a leer tu nove:B y justamente yo estoy preparando otra^^ Bueno, me he leído el capítulo y esta genial enserio^^
    No estoy de acuerdo con Anonimo :\ acaba de empezar la nove como qiere qe tengas un pedaaaaazo de dialogo?! ahhaa cariño, no te rindas por qe escribes de maravillas y transmites con tus palabras lo qe qieres transmitir. Eres una bella escritora pero sobretodo una bella persona (lo qe dice Aly^^ jiji) Un beso enoooooorme y espero con ansias el proximo caaaap:F
    Ah! A puesto qe entre Dave y Cloe ocurre algooooo(A) jujuju!^^

    UN ABRA-BESO (abrazobeso ahahaa)

    Laura*

  • #5

    Dani (jueves, 09 junio 2011 15:59)

    Me encanta el libro prima!!!
    creo que tienes mucha imaginacion y seguramente llegue lejos esta historia
    1 Bessazo